Un disco duro o disco rígido es un dispositivo de almacenamiento de datos no volátil que emplea un sistema de grabación magnética para almacenar datos digitales. Se compone de uno o más platos o discos rígidos, unidos por un mismo eje que gira a gran velocidad dentro de una caja metálica sellada. Sobre cada plato, y en cada una de sus caras, se sitúa un cabezal de lectura/escritura que flota sobre una delgada lámina de aire generada por la rotación de los discos.

Aprende a detectar fallos de disco duro para poder realizar copias de seguridad a tiempo.

Partes de un disco duro

Partes de un disco duro

Errores lógicos

Son los más comunes y pueden estar presente tanto en discos duros como en memorias flash o USB, y son fallos de los sistemas de archivos del disco duro o problemas de software, también se debe a fallos humanos. Estos fallos pueden impedir que se acceda a algún archivo, que aparezcan carpetas donde su contenido desapareció o que el sistema operativo no detecte el disco duro porque la tabla de particiones este dañada. Pueden producirse por:

  • Virus o malware.
  • Borrado de datos.
  • Corrupción de datos.
  • Formateos.
  • Tablas de particiones corruptas o dañadas.

Si se produce un error lógico se recomienda no utilizar ni guardar datos en el disco duro (y menos aún realizar un formateo o usas programas para intentar repararlo), ya que cada escritura dificultará la recuperación de los archivos al sobrescribir los sectores afectados.

Lo mejor en estos casos es usar programas como “TestDisk” o “Photo Rec” (disponible para Linux y Windows). Estos programas son capaces de reparar tablas de particiones defectuosas o leer el contenido del dispositivo bit a bit para intentar recuperar la información.

En este otro artículo mostramos como realizar un borrado seguro de datos con el software TestDisk.

Errores electrónicos

Este tipo de errores también son muy comunes, en este caso la placa PCB del disco duro se daña y es más difícil de reparar ya que deberíamos adquirir otro disco duro idéntico para cambiar la placa y repararlo. Aunque en la mayoría de los casos este tipo de error hace que algún sector se dañe al rozar la cabeza lectora con los discos y quede defectuoso con lo que deberíamos usar algún programa de recuperación de datos. Suelen ser producidos por:

  • Cambios bruscos de temperatura y/o humedad.
  • Bajadas o subidas de tensión (picos de tensión).

Si se produce este tipo de error no es aconsejable intentar iniciar el disco duro quemado ya que se dañaría más aun y tampoco es recomendable abrir el disco duro ya que una mota de polvo podría dañar los datos contenidos en los discos magnéticos.

Lo recomendable sería apagar el ordenador y desconectar el disco duro para llevar a repararlo.

Errores mecánicos

Estos errores son los mas difíciles de reparar y podemos detectarlos cuando la BIOS no detecta el disco duro, el disco duro hace ruidos o produce fuertes vibraciones o incluso la superficie de los platos magnéticos este dañada. Suelen producirse por:

  • Caídas o golpes.
  • Sectores defectuosos.
  • Fallos de fabricación.
  • Fallo o rotura de las cabezas lectoras.
  • El desgaste o la corrosión.
  • Parada o fallo del motor que realiza el giro para leer los datos.
  • HeadCrash (Se produce cuando las cabezas lectoras se posan sobre los discos magnéticos rayando la superficie y la recuperación de los datos seria prácticamente imposible).

En este caso lo más recomendable no intentar arreglarlo para no dañarlo mas y llevarlo a una empresa especializada en recuperación de datos ya que cuentan con las herramientas y repuestos necesarios para realizar la reparación, aunque esto suele salir caro.

Errores de firmware

Este tipo de errores son mas difíciles de detectar, ya que el sistema operativo y la BIOS no son capaces de detectarlo. En este caso el disco duro no hará ruidos extraños pero si encenderá. Pueden reconocerse por:

  • El disco duro no arranca pero gira el motor y se mueven las cabezas lectoras.
  • El sistema operativo y la BIOS no reconoce el disco duro.
  • La BIOS reconoce el disco duro con 0gb de capacidad y sin poder acceder a los datos.
  • Algunos discos duros tienen bugs en sus firmwares.

Lo recomendable en estos casos es no utilizar el disco duro ya que podría quedar inservible y sin poder recuperar la información.

Para solucionar este problema debemos actualizar el firmware.

Conclusión

Siempre es recomendable realizar copias de seguridad de nuestros datos importantes, un disco duro puede fallar en cualquier momento y sin previo aviso (aunque sea relativamente nuevo).

Ya has aprendido a detectar los fallos de disco duro más comunes, ahora eres tú quien debe anticiparte ante una posible pérdida de datos.

¿Y tú has tenido alguna vez una gran perdida de datos?, si es así indícanos tu caso en los comentarios y cuales serían tus recomendaciones.